La biblioteca recomienda en Septiembre: ” Las brumas del miedo” de Rafael Ábalos

las-brumas-del-miedoEl autor malagueño confiesa que, tras superar una crisis personal, regresa a la librerías con el ‘thriller’ policíaco ‘Las brumas del miedo’

«Me quedé sin abogacía y sin escritura». Rafael Ábalos (Archidona, 1956) lo cuenta con una naturalidad que asombra. Así resume los seis años que han pasado hasta ahora desde que publicó ‘El péndulo’ (2011). «Llevaba ocho libros en una década y sentí que no sabía que más podía contar», explica el autor de ‘Grimpow’ (2005), un éxito internacional que lo llevó a ingresar en la escogida lista de novelistas representados por la agente literaria Carmen Ballcells. Pese a ello, apartó la ficción y volvió a los juicios. Pero le esperaba otro giro de guión. A su pareja, Loli, le diagnosticaron leucemia. Su mundo se derrumbó y lo abandonó todo. «No estaba seguro de que volviera a encontrar una novela», confesaba ayer a SUR el escritor que, cuando menos lo esperaba, salió a la calle a fumar un pitillo y vio en el suelo el origen de su última novela, ‘Las brumas del miedo’, un ‘thriller’ policíaco que mañana presenta en el Palacio de la Paz de Fuengirola (20,30 horas).
Lo que Rafael Ábalos vio bajo sus pies y entre el humo de los cigarrillos fueron cinco mujeres muertas. «En mi relación con la literatura no hay nada premeditado, sino que de pronto empieza a fluir. Soy de los que oyen las historias que le cuentan los personajes», comenta el escritor sobre ‘Las brumas del miedo’, que arranca con la «insólita» aparición de cinco chicas bajo el monumento a la Batalla de las Naciones de Leipzig. Una poderosa imagen que lo salvó de su particular crisis. Hasta lo había intentando con una novela sobre letrados. «Pero no me salía ya que creía que estaba escribiendo un pleito», admite Ábalos que resolvió su particular querella cuando se encontró con el inspector de policía alemán Klaus Bauman y la estudiante española de Erasmus Susana Olmos.

Un misterio y unos personajes que han llevado al autor archidonés a «fusionar arte, erotismo y muerte» en esta trama que atrapa con la complicidad del género policíaco. «El lector llega a tener más datos que el investigador y es el verdadero detective de la novela», asegura Rafael Ábalos, que habla de su reencuentro con la literatura con la pasión de un principiante. «No pretendo pasar a la historia ni hacer una gran literatura, sino divertirme cuando escribo y que el lector también se divierta cuando lo lea».
Esa diversión le duró al escritor seis meses. Eso fue lo que tardó en escribir la novela en un sillón orejero de casa, mientras pasaba el final de la enfermedad de su mujer que se alargó tres años. Una época difícil que lo llevó a un peregrinar por los hospitales, donde coincidió con Pablo Ráez y su lucha contra la leucemia, la misma que atacó a Loli. «Lo conocimos en su primera entrada al hospital y Pablo supo hacer de la donación de médula un motivo para vivir y soportar una enfermedad que es muy dura», recuerda el escritor.
La conversación con Ábalos es un continuo ir y venir de lo personal a la ficción, de Loli a Klaus y Susana. Todos ellos han poblado esos seis años de parón del escritor que confiesa que tiene la suerte de «entrar y salir» de la abogacía y de la novela con naturalidad. En estos años hasta se sentó como abogado defensor en el juicio del ‘caso Malaya’ y consiguió su particular triunfo procesal cuando el Tribunal Supremo admitió la duplicidad punitiva que Ábalos había planteado al señalar la doble condena de su representado. «Fue una cuestión muy jurídica, pero que tiene su importancia ya que modificó la sentencia del Tribunal de Málaga», destaca el autor que, con ese mismo desparpajo, deja entrar en la entrevista al abogado que lleva dentro.
De vuelta a ‘La sombra del miedo’, Rafael Ábalos explica que el título refleja las «incertidumbres que nos impiden ver el futuro claro y que provoca incluso un miedo que nos atenaza». En este caso esa amenaza la representa el nazismo. O más bien el neonazismo. «La radicalización está hoy día más cercana con los movimientos xenófobos que nos incitan a defendernos de un miedo paranoico a los inmigrantes, a la economía o a la corrupción del poder», señala el autor, cuya nueva novela no tarda en descubrir que, el lugar en el que aparecen las asesinadas, fue refugio de Hitler y los suyos.
De nazis y Trump
Ábalos asegura que esta novela tiene mucho que ver con la anterior, ‘El péndulo’, que, tras una investigación criminal, planteaba la supremacía blanca, un tema que, a su juicio, anticipaba la llegada al poder del actual presidente de Estados Unidos. «Trump se considera un Dios y nos seduce diciendo que nos va a salvar, pero en realidad nos priva de nuestra esencia humana que es lo que pasó en Alemania», considera Rafael Ábalos que añade que, para huir de las nuevas formas de nazismo, «Europa es nuestra única posibilidad».
«El lector tiene más datos que la policía y es el verdadero detective de la novela», afirma
Lo dice con el convencimiento de que construir es la única salida frente a la destrucción. Y que de los malos momentos también se sale. «Viví una época fantástica desde que publique la novela ‘Grimpow’, pero la vida me guardaba también un lado oscuro que, por suerte, hemos superado», confiesa el escritor y abogado después de que su mujer haya ganado la batalla de la leucemia. Solo hay que abrir su nuevo libro para encontrarla en la primera página: «A Loli Guirado, mi vida».

http://www.diariosur.es  (3/05/2017)

Anuncios

La biblioteca recomienda en Julio y Agosto… “El Encanto” de Susana López Rubio

Susana López Rubio nos hace revivir La Habana de los años 50 en ‘El encanto’. La primera novela de esta autora es relato tremendamente humano que nos hace vibrar desde la primera línea y nos recuerda lo bello que es vivir bajo el halo de la intensidad y veracidad de los sentimientos.Resultado de imagen de susana lopez barrio encanto
Susana López publicó anteriormente dos libros infantiles ‘La mejor familia del mundo’ y ‘Martín en el mundo de las cosas perdidas’. También ha sido guionista en series tan importantes y conocidas como “Hospital Central”, “Física o Química” o “Policías” y elaboró el guión adaptado de “El tiempo entre costuras”.
El 27 de abril salió publicada una novela que gusta desde la misma tapa dura con sobrecubierta, porque la cubierta ya es en diseño una antesala de la prosa elegante que vas a encontrar desplegada en sus 448 páginas.
Susana se encuentra cómoda en todo lo que sea escribir, desde cartas de amor hasta listas de la compra… todo le hace disfrutar y cada formato tiene sus retos. En vez de elegir una faceta prefiere combinar y enriquecer un género con la práctica de otros. Quiere que quien lea la historia de Gloria y Patricio la disfrute tanto como ella al escribirla. Un trabajo muy bueno documentalmente que la dota de gran verosimilitud. 

Una mezcla de realidad y ficción para una historia de amor de las de siempre, vivida en La Habana de los años 50, una Habana anterior a Castro y que vivía tiempos de glamour y era frecuentemente visitada por famosos, actores y bohemios, y dirigida por las mafias. Resulta difícil imaginarse aquella ciudad en nuestros días…

Escribir una novela es como echar a funcionar una máquina del tiempo. La técnica de mezclar actores y personajes reales con otros inventados hace que se eleve la anécdota a categoría de una gran historia. Los personajes reales están a disposición de la historia fabulada que tiene en los grandes almacenes ‘El Encanto’, que existieron y fueron precursores de otras galerías comerciales que aún perviven en nuestro país.

Una novela para una historia de amor o, mejor dicho, una historia de amor para una novela que yo confieso que sabía, quería, que acabase bien. Es una historia que no merece acabar mal. Premio a la perseverancia. Los malentendidos juegan un gran papel, el lector sufre con las interpretaciones y se resarce con el júbilo de los protagonistas cuando encajan las piezas y se deshace el entuerto.La amistad y el amor verdadero. La amistad como refugio, como salvavidas cuando la vida no sonríe y las cosas no van del todo bien, la amistad que parece sobrevivir al amor para luego rescatarlo y darle otra oportunidad.

De lectura sencilla, capítulos ordenados, narración a dos voces, dos protagonistas que nos brindan su versión personal del mismo momento de la misma anécdota, visto desde sus ojos, su personalidad y sus condicionantes.Relato tremendamente humano que nos hace vibrar desde la primera línea y que nos recuerda lo bello que es vivir bajo el halo de la intensidad y veracidad de los sentimientos…

Gracias Susana… vuelve a deleitarnos y a emocionarnos con tus palabras.

Fuente: (www.zaragozabuenasnoticias.com 5/07/2017)

Leer más →

La biblioteca recomienda en Junio… “El color del silencio” de Elia Barceló

La novela de la escritora alicantina Elia Barceló “El color del silencio”, hace un recorrido por la memoria histórica española en una historia que ya acumula 500.000 ejemplares vendidos.

El título de Barceló arranca en las Islas Canarias de 1936, y tal y como ha comentado su autora, “es una historia que toca muchas fibras sensibles” sobre la memoria del país y de la historia tratando temas que “ha sido ocultados debajo de la alfombra como temas tabú en España”.Resultado de imagen de elia barcelo

Esta obra es una de las primeras de la escritora en tener gran acogida en España, ya que sus novelas han sido desde hace años más populares fuera que dentro del territorio nacional.

La autora ha celebrado el éxito de la novela en el país, una cuestión que considera fruto “de una historia que toca a los lectores a nivel personal y también nacional” y que saca a la luz “las cosas que se hicieron mal, que a día de hoy duelen y hay que limpiar” en la memoria histórica española.

La novela presenta a un personaje que vive lejos de España al igual que su propia autora, que a la que “estar fuera” le ha permitido “tener una perspectiva diferente, alejada de las opiniones”, un factor que cree clave en la estructura del libro.

La narración de Barceló se desarrolla en Madrid, ciudad a la que regresa la protagonista en su búsqueda por descubrir la verdad sobre el paradero de su hermana Alicia.

En su interés por encontrar respuestas la protagonista tendrá que retrotraerse al Rabat de 1969 y a las Islas Canarias de 1936, lugar en el que parte la historia en los preámbulos de la Guerra Civil.

Fuente: ABC (29-05-2017 )

La biblioteca recomienda en Mayo… “No soy un monstruo” de Carme Chaparro

La periodista Carme Chaparro (Salamanca, 1973) ha sido galardonada con el Premio Primavera de Novela —dotado con 100.000 euros— por su primera novela, No soy un monstruo, una historia policíaca en la que, según su propio testimonio, cada capítulo empieza y termina como si de un reportaje de sucesos se tratase. “En el día a día estoy restringida por lo que es noticia, quería profundizar en eso que rara vez podemos contar: el dolor de las víctimas, lo que sienten los que se quedan, cuando muere un ser querido”.Resultado de imagen de no soy un monstruo

En pleno carnaval y con sus hijas preguntándose por qué su madre apenas puede despegarse del teléfono, Chaparro explica cómo se ha servido de su pericia, de lo que como presentadora de informativos ha tenido que contar a cámara, para ser capaz de narrar manteniendo la tensión. Carme Riera, presidenta del jurado que eligió su libro entre los 1.125 originales que se presentaron en esta edición, le confesó que lo llevaba consigo en el metro, que “no podía parar de leer”. La trama gira en torno a un niño que desaparece en un centro comercial y la investigación que lleva a cabo la inspectora jefa Ana Arén junto con una periodista que, de inmediato, le lleva a concluir que todos los indicios apuntan a Slenderman, el apodo con que la prensa bautizó al secuestrador de otro niño, Nicolás, del que nunca volvió a saberse nada. Chaparro lee obsesivamente a Pierre Lemaitre y como él, dice, tiene tendencia a maltratar a sus personajes y por ende al propio lector. “Soy cruel”, sonríe.

Últimamente varios periodistas han alcanzado el éxito en la ficción, un hecho que, según Chaparro, es casi natural por ese impulso que sienten de ir más allá de limitarse a reflejar la realidad, y crear una que pueda llegar más hondo. “En los telediarios a veces sale un tema y otro no, Diana Quer adquiere una repercusión enorme y otros casos pasan inadvertidos”. En la novela se cuestiona sobre los motivos de ese mal que aqueja su oficio. Chaparro ha estado durante casi veinte años al frente de diversas ediciones informativas del grupo Mediaset, en Informativos Telecinco y Noticias Cuatro; sin embargo, para comprobar si la novela se defendía sola, quiso ocultar la autoría. “Yo no quise que nadie dijera: ‘Ahí viene otra de la tele con su libro”. Y presentó No soy un monstruo bajo seudónimo, Paulina Murillo, el nombre de una tía suya que falleció cuando la periodista tenía 15 años. “La consideración de escritora me la tienen que dar todavía los lectores”.

El libro salió a la venta el 21 de marzo publicado por la editorial Espasa, empresa que convoca el premio. El Primavera de Novela ha recaído en años anteriores en autores como Lucía Etxebarría, Rosa Montero, Juan José Millás, Juan Manuel de Prada, Use Lahoz, Màxim Huerta, Juan Eslava Galán o Carlos Montero.

Fuente: cultura.elpais 24/02/2017

La biblioteca recomienda en abril “Recursos inhumanos” de Pierre Lemaitre

El escritor parisino Pierre Lemaitre ahonda en el “secuestro de los asalariados en nombre de los valores de la empresa” en el sistema económico y social actual en la novela negra “Recursos inhumanos” (Alfaguara/Bromera), con la que participa en elFestival Kosmopolis del Centre de Cultura Contemporània de Barcelona (CCCB).recursos inhumanos

Ganadora del Premio de Novela Negra Europea y del Premio SCNF de Novela Negra, la historia versa sobre el antaño flamante director de recursos humanos Alain Delambre, que ha perdido toda esperanza de encontrar trabajo, y cuando una empresa considera su candidatura, está dispuesto a todo con tal de conseguir el empleo, dando lugar a un macabro juego de rol propuesto por la empresa.

“Tomar físicamente a un rehén asalariado es una metáfora de las relaciones salariales”, ha destacado Lemaitre, que considera que la crueldad del sistema radica en el hecho de que toda esta manipulación se hace en el marco del trabajo, cuando se sabe que cada vez hay menos trabajo y que quienes tienen trabajo se sientan culpables de tenerlo.

Tener un empleo es como beneficiarse de un privilegio, y la culpabilidad la hará aceptar todo lo que la empresa impone: “Es una toma de rehenes detrás de la cual esta todo el capitalismo”, ha dicho, de manera que su novela versa sobre el hecho de que la dirección de una empresa puede permitírselo todo.

En el libro, el escritor parisino destaca la perversidad del sistema por imponer ciertos valores y cambiarlos cuando le conviene

A su parecer, el sistema es muy perverso, ya que durante 40 años hace creer en unos valores, “como el valor del trabajo”, aunque sin ningún problema, si el sistema necesita que éstos valores cambien, éstos cambian. Sin embargo, quienes ya han creído en ellos les va a costar cambiar.

En su opinión, la perversidad del sistema está en “persuadir a la gente durante años y cambiarlos de repente sin tomar el tiempo de ayudar a que todos cambien de valores”.

De hecho, uno de los argumentos del libros es el uso de la dirección empresarial, para lo que se ha basado en el texto de Noam Chomsky “La fabricación del consentimiento”, que constata que la democracia, para funcionar, necesita que la gente se adhiera en contra de sus propios intereses.

El sistema pone en marcha elementos para que “los directivos de la empresa hagan cosas sin que sea necesario pedirlas”, y son los directivos los que verifican quién tiene el mando.

Lemaitre ha destacado el pasaje en su libro de un hombre en paro que lo está pasando muy mal y en el metro se encuentra con alguien que le pide dinero, y se interroga por qué a veces da limosna y otras no, y concluye que pedir caridad es un auténtico trabajo.

A su juicio, entre los mendicantes hay unos que son más competentes que otros, y se le da la moneda al que más conmueve, de modo que entre los pobres se da la moneda a quien mejor lo hace: “Hay competencia hasta entre los pobres”.

Lemaitre sobre los mendicantes: “Hay competencia hasta entre los pobres”

“Un día por la mañana estaba escuchando las noticias y oí que una empresa había secuestrado a los directivos para ponerlos a prueba en un juego de rol violento y cruel”, ha relatado el escritor sobre la génesis de la novela, que enseguida se dio cuenta de que allí había material para un libro.

El caso fue a juicio y los responsables fueron condenados, y al publicar la novela muchos lectores le dijeron que la novela no era verosímil: “Lo único real en la novela era lo más increíble”, ha dicho.

Sobre el futuro político en Francia, ha dicho que le preocupa, no que gane la extrema derecha, sino que estas ideas están en la cabeza de los ciudadanos, y hay gente con “ganas de probar a ver qué pasa” con la extrema derecha, y teme que es inevitable que ésta llegue, aunque no sea en estas elecciones.

Fuente: http://www.lavanguardia.com (23/03/2017)

La biblioteca pública recomienda en Marzo… “El dulce vuelo de las mariposas” de José Manuel Portero

El 22 de Febrero fue presentada en la sede del Área de Cultura de la Finca El Portón la nueva novela de José Manuel Portero, titulada ‘El dulce vuelo de las mariposas’. Al acto asistieron las bibliotecarias municipales Isabel Luque y Rocío Serrán, en representación de la Concejalía, así como familiares y amigos del autor y lectores en general, sobre todo, integrantes de los Clubes de Lectura de adultos.Resultado de imagen de el dulce vuelo de las mariposas

La novela, editada por Círculo Rojo, tiene casi 500 páginas y se encuentra disponible en las principales librerías del mercado y plataformas digitales de venta.

En la obra se tratan temas como la tolerancia, la homofobia, las administraciones o la esclavitud sexual. El autor ha escrito también una novela enmarcada dentro del género infantil y varios relatos como ‘El perfume’ o ‘La carta’ y asegura que uno de sus referentes es Edgar Allan Poe.

Los personajes son los mismos que en la primera novela de Portero, ‘El ángel negro’, que también se presentó en su día en Alhaurín de la Torre, pero con una trama totalmente nueva que no guarda relación con la primera. Está ambientada en la Costa del Sol y también en algunas zonas de Alhaurín de la Torre.

Los Clubes de Lectura del curso pasado pudieron leer la primera obra de este autor, mientras que en la presente temporada incluirán ‘El dulce vuelo de las mariposas’.

SINOPSIS:
Durante un espectáculo de exhibición de aves rapaces en Benalmádena (Málaga), una de las águilas regresa portando en sus garras un brazo humano.

La investigación lleva a la policía hasta uno de los parajes del monte Calamorro donde encuentran el cadáver de una mujer.

Un nuevo caso del inspector Lino Ortega, que en esta ocasión tendrá que vérselas con una serie de muertes violentas y sin conexión aparente, salvo la curiosa coincidencia de que en todas ellas se deja ver el vuelo de una mariposa.
El dulce vuelo de las mariposas es un thriller inquietante, pura novela negra, no exenta de humor y crítica social, que engancha al lector desde la primera página.

Si con El ángel negro nos sorprendió gratamente por el manejo de la trama de que hace gala y el sutil retrato psicológico de los personajes, en El dulce vuelo de las mariposas, J. M. Portero se confirma como un experto en el control del ritmo narrativo, llevándonos en un crescendo ininterrumpido desde la primera página hasta el inesperado final.

Fuente: Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre (Málaga)

La biblioteca recomienda en Febrero… “Manual para mujeres de la limpieza”de Lucía Berlín

‘Manual para mujeres de la limpieza’ es una antología de relatos basados en la vida itinerante de Lucia Berlin, una alcohólica inteligente y valiente que trabajó de todo para mantener a sus hijos

Lucia Berlin (Juneau, Alaska, 1936-Marina del Rey, California, 2004) pertenece a esa clase de escritoras estadounidenses “perdidas y halladas en el templo”. En el templo de la literatura, en este caso. Es una especie de club involuntario al que pertenecen mujeres de vida difícil o problemática: Shirley Jackson, Anne Sexton, Elizabeth Smart, la misma Dorothy Parker… El caso de Berlin es peculiar porque empezó a publicar (no a escribir) muy tarde y sólo a finales del pasado siglo se la comenzó a leer y reconocer como una narradora excepcional.

Su escritura, aun estando dentro de la gran tradición americana del cuento que procede de Chéjov, es absolutamente singular. A Lydia Davis —otra gran cuentista— le recuerda la franqueza y objetividad de los relatos de un William Carlos Williams, y es cierto, aunque la vida agitada de Berlin, que impregna a los personajes y escenarios de sus cuentos, contrasta con la tranquila prosa del gran poeta. En realidad, todo cuanto relata Berlin tiene tal olor a verdad que resulta evidente el uso de su experiencia personal para componer sus cuentos. Conoce muy bien los mecanismos del relato, como demuestra en el titulado ‘Punto de vista, un ejercicio de interrelación entre autora y personaje muy sugerente; en ‘Hasta la vista contemplamos el paso del tiempo sobre una relación, la felicidad que contiene y sobre los reflejos de esa felicidad cuando la vida se ha convertido simplemente en una costumbre; ‘Penas’ es una construcción literaria admirable del dolor escondido para aliviar otro dolor… En fin, para qué seguir: todo el libro es de primera.

El olor a verdad lo percibe el lector en cuanto empieza a leer. No se trata tanto de que cuente su vida, sino que lo que cuenta y, sobre todo, la manera de decir las cosas, posee una naturalidad fascinante. Cuenta como si se tratara de su propia vida (y en muchos casos lo es, en toda clase de detalles y anécdotas), pero habla de una experiencia humana que va más allá de lo personal, que se ceba en lo significativo, que se abre al mundo en vez de quedarse en el ámbito y la crónica de la propia vivencia. Lo que la mirada de Lucia Berlin abarca no tiene desperdicio y, además, escribe con un estilo en el que la espontaneidad juega duro. La espontaneidad, aquí, no es solo moral o social, es pura estética. Tampoco le importa soltar el relato una vez que ha conseguido decir lo que quiere, sin necesidad de cerrar una construcción como mandan los cánones.

Lucia Berlin es libertad y es intensidad: una mezcla emocionante. Su escritura parece saltar de una cosa a otra, como quien mira una habitación llena de trastos y mira sin orden, pero sabiendo perfectamente de qué habitación se trata. En realidad, el momento mágico de su escritura llega cuando el orden se revela y uno comprende que todo tiene su lugar por desconcertante, emotivo o cruel que parezca, y que la vida, como la escritura, consiste en ser receptivo y no dejarse vencer por la apariencia de los demonios. Es como uno de esos cuadros modernos que parecen representar un trozo de pared desconchada como cualquier otra que vemos por la calle hasta que nos percatamos de que ese motivo ha sido elegido y construido. Ahí aparece el valor trascendente de la mirada del artista que nos invita a comprender y compartir lo que él ha visto. La mirada del artista es la que, donde los demás ven lo obvio, ella ve lo distinto.Resultado de imagen de manual para mujeres de la limpieza sinopsis

Creo que nunca he leído a una mujer más inteligente, sensible, tierna y valiente que Lucia Berlin

Este libro es una antología de 43 relatos basados en la vida itinerante de la autora, una mujer muy bella, casada tres veces, alcohólica, que trabajó duramente en toda clase de oficios para mantener a sus cuatro hijos. Cuenta vidas desastradas en las que el desastre se acepta con normalidad; no tiene reparo en mostrar la miseria humana; la degradación, la vulgaridad, la fealdad, la suciedad aceptada ni la ternura o la emoción de los inadaptados. Sus personajes son gente maltratada por la vida y por sí mismos, pero también audaces, que van de frente, con una intrepidez y una inconsciencia admirables. En el orden de los cuentos se advierte el paso del tiempo sobre la autora, lo que nos permite ver en ella el trayecto de la juventud a la vejez, lo que resulta muy sugestivo.

Creo que nunca he leído a una mujer más inteligente, sensible, tierna y valiente que Lucia Berlin.

Fuente:  2 de Mayo 2016 cultura.elpais.com › Babelia

La biblioteca recomienda en Enero… “Todo por amor y otros relatos criminales” de Lorenzo Silva

Aunque comenzó hace ocho años a hacer “literatura en caliente” en la edición digital de un periódico nacional, es ahora cuando Lorenzo Silva ha visto cómo 52 de esos casi 400 relatos cortos ya publicados en Internet se han convertido en un libro: “Todo por amor y otros relatos criminales”.

Según ha contado a Efe el escritor madrileño con motivo de la publicación de este libro en la editorial Destino, lo que el lector podrá encontrar en su última obra es “literatura de lo reciente, hecha en caliente”, algo que le resulta “más difícil” porque la “otra literatura requiere cierto sedimento, reflexión”.

En concreto lo que Silva plantea en este libro son 52 relatos en los que se encuentran títulos como “Nora y el jubilado”, “El sexo de los karatekas” o “Pesebre con mula y Rey Mago”, textos que se escribieron “al calor de la noticia” ya que muchos de ellos nacieron de lecturas de periódicos en “sábado noche”.todo-por-amor-lorenzo-silva-trabalibros

“De todos los que tengo escritos hice una selección con los de temática criminal, y dentro de esos he hecho una criba para dejar los que tienen como hilo conductor el crimen”, explica.

Como expresa también, el libro es un conjunto de historias en las que aparece gente que ofrece un retrato de lo que es la sociedad española y el “mundo en el que vivimos”, porque “hay historias que van más allá de las fronteras españolas y que tienen que ver con fenómenos globales como el blanqueo de dinero o el tráfico de personas”.

En cuanto al título, “Todo por amor y otros relatos”, su autor añade que se trata de una “paradoja” con una “pizca de malicia”: “Creo que hay poca gente que cuando toma la decisión de hacer daño a otra, y al fin y al cabo eso es el crimen, lo hace por maldad. La mayoría siente que tiene un motivo y muchas veces ese motivo es el amor a algo o a alguien”.

Como ejemplo, según sus palabras, en el relato “La goma de César”, Silva aborda la historia de la muerte de un niño a manos de su madre porque le resultaba un estorbo en su relación sentimental.

Sin caer en juicios “moralistas” Silva aparece en cada pequeño relato como un “observador” que está dentro de esa sociedad que describe en cada una de las palabras que componen esta recopilación.


Fuente: http://www.eldiario.es 1-12-2016

La biblioteca recomienda en Diciembre “Falcó” de Arturo Pérez Reverte

A Lorenzo Falcó, de 37 años, supuesto hombre de negocios para unos y teniente de la Armada para otros, su jefe en los servicios secretos franquistas lo define como “hampón elegante”. El héroe de Falcó, nacido en una familia de vinateros andaluces, tiene cara de feliz ídolo de película, aunque “un rictus de dureza cruel” le enturbie a veces el gesto. Se ha curtido en “años de tensión, mentiras y violencia” que le han dejado cicatrices de cuchillo y etralla, la fisiognomía fantástica de los héroes de la imaginación popular. No le faltan méritos: en su juventud fue expulsado con deshonor de la Academia Naval por un escándalo con la esposa de un mando, y por un asunto parecido echaron de Eton a James Bond, que luego también serviría en la Marina. Es el nuevo personaje de Arturo Pérez-Reverte.falco

Traficante de armas internacional, captado en Estambul por la Inteligencia de la República Española, en Falcó lo encontramos en el franquista SNIO, Servicio Nacional de Información y Operaciones, especializado en infiltración, sabotaje y asesinatos. Estamos en el otoño de 1936. Falcó recibe la misión de introducirse en la zona roja, preparar desde Cartagena el asalto a una fortaleza, la cárcel de Alicante, y liberar a un ilustre prisionero, José Antonio Primo de Rivera. Parece una novela de Alistair MacLean. El cañoneo del puerto por el acorazado Deutchsland cubrirá el desembarco del comando falangista que ejecutará el golpe de mano antes de huir en otro de los barcos de Hitler. El plan es perfecto. Pérez-Reverte avisa en la primera página de que la trama es imaginaria, “aunque documentada en hechos reales”.

Falcó tiene el gusto del reencuentro con grandes arquetipos de la ficción literaria y cinematográfica, de los tebeos y los videojuegos: la misión imposible, los espías, el héroe brutal y encantador; la heroína exótica, que, mientras la aviación nacional bombardea Cartagena, dice: “La guerra es todo un espectáculo”. Quizá el público lector adivine el desenlace de alguno de los episodios de la historia, el del traidor infiltrado en el comando, por ejemplo, pero no creo que a Pérez-Reverte le preocupe esa posibilidad, que forma parte del disfrute de un público ávido de saber qué le reserva la página siguiente. Falcó es literatura pop: asimila lo esperado y lo inesperado, marcas de colonias y de pistolas, sexo y tortura, personalidades históricas y criaturas de fábula, todas a merced de un caudillo omnipotente en su cuartel general del palacio episcopal de Salamanca. “El cine de gángsteres de Hollywood daba buenas ideas”, medita el narrador ante el escenario de un interrogatorio. El propio mundo mitológico y moral de Arturo Pérez-Reverte participa como pieza, ya canónica, reciclada en la construcción de Falcó.

Víctima de migrañas feroces, adicto a la cafiaspirina como Bond combinaba anfetamina y barbitúricos, Falcó no se separa de una cápsula de cianuro, por si hay que quitarse de en medio urgentemente. Su humor, como el de otros héroes oscuros de novela criminal, mezcla deses­peración fatalista y placer de vivir. El rasgo más personal de su carácter es ético: divide a los individuos en valientes y cobardes, más allá de otras distinciones morales. “El valor hermana a la gente por encima de ideologías”, dice un falangista, clandestino entre republicanos, mientras juega con Falcó al billar bajo las bombas, sin inmutarse. Pero en la guerra de Falcó “los bandos estaban perfectamente claros: de una parte él, y de la otra todos los demás”. Falcó pelea contra rojos y contra azules, según se tercie o le demanden sus principios, estrictamente suyos, y mata por igual a valientes y a cobardes. Héroe en tiempos pasados, es muy de hoy. Volverá.

Fuente: www.elpais.com (25/10/2016)

La biblioteca te recomienda en noviembre… “La cocinera” de Coia Valls

La escritora tarraconense Coia Valls evoca en una novela histórica el siglo XVIII a partir de la experiencia y la mirada de una cocinera, la joven Constança Clavé, que llega a Barcelona en 1771 procedente de Lima (Perú).

Constança es la protagonista de “La cocinera” que abandona Lima tras la muerte de su padre, un diplomático al servicio del virrey del Perú, Manuel de Amat; y en ese periplo evoca paisajes, gustos y texturas.

 En la presentación de “La cocinera” (Ediciones B), Coia Valls ha explicado hoy que su personaje viaja con su única herencia, “el cuaderno de recetas del que fue su primer maestro en la corte peruana, el chef Antoine Champel, y por eso su gran sueño es convertirse en una gran cocinera, a pesar de que la condición de mujer le cerrará muchas puertas.

Resultado de imagen de la cocinera coia

“Es la historia apasionante de una mujer que muestra el espíritu de un tiempo y el paladar de una época”, ha dicho Valls, para quien “la cocina es cultura, educación y sensibilización y arte en mayúsculas, porque intervienen todos los sentidos como en ningún otra disciplina”.

A lo largo del libro, calificado por su autora como “una novela de la seducción”, el lector se encuentra aventuras, historias de amor, perlas gastronómicas, personajes de ficción mezclados con otros históricos como el propio virrey Amat o el barón de Maldà

“La constancia, sus ganas de trabajar, la curiosidad, la pasión, el ir a las fuentes, rodearte de gente sabia y generosa, y aspirar a lo máximo” son los ingredientes que la autora cocinó para crear a la protagonista.

De todas las recetas que atraviesan las páginas de la novela, Coia Valls se queda con su preferida: los melocotones y carne picada, con canela, limón, almendras”, una receta que todavía está viva en la comarca barcelonesa del Maresme y que es símbolo de fiesta mayor ha apuntado la chef Carme Ruscalleda, a quien está dedicado el libro y que ha participado en su presentación.

Valls ha revelado que en la novela, en la que ha trabajado durante tres años, ha querido reflejar “el refinamiento de los banquetes impresionantes de la corte del Virrey, en contraste con la comida de subsistencia de las casas modestas”.

Situó deliberadamente la acción de su novela en el siglo XVIII, porque “la gran revolución en la cocina tiene lugar en ese siglo, cuando los productos llegados de América se popularizan, una época en la que llega el color con los aires de libertad de la vecina Francia”.

Además, son unos años de simplificación: “Las mujeres se quitan los artificios de la moda con esas gruesas faldas, los hombres dejan las pelucas” y en Barcelona se producen las primeras revueltas de las quintas”.

Carme Ruscalleda ha confesado la “emoción” por ver reflejado su tesón y profesión en una novela histórica con un personaje del que destaca: “Constança es una mujer que no tiene el apoyo de su familia, cuando yo lo he tenido siempre”.

La novela constata que “la originalidad que ahora lucimos a nivel gastronómico tiene un origen y tenemos en nuestra mente gustos raros que aquí forman parte de nuestra cultura, porque aquí tenemos un bagaje de mezcla de gustos y culturas”.

Remarca Ruscalleda que “el comercio de ultramar que se desarrolla en este siglo propició que en los fogones apareciera el tecnicolor, que la comida se hiciera sublime e incluso lujuriosa”.

La llegada de productos de las colonias, combinado con la desaparición del rey en Francia llevó aparejado, añade la chef, que quedaran libres unas brigadas técnicas que serán las que ocupen los primeros restaurantes.

Fuente: http://www.lavanguardia.es  (20/03/2014)